Causas de la Disfunción Eréctil: Diabetes

¿Con qué frecuencia los hombres con diabetes experimentan disfunción eréctil?
La disfunción eréctil es un problema común en los hombres diabéticos; de hecho, las investigaciones indican que los hombres con diabetes tienen cuatro veces más probabilidades de experimentar disfunción eréctil que los hombres sin diabetes.
La disfunción eréctil ocurre de 10 a 15 años antes en los hombres con diabetes que en los hombres sin diabetes y los hombres diabéticos con disfunción eréctil también pueden sufrir una disfunción eréctil más grave que los hombres sin diabetes. La gravedad de la disfunción eréctil también aumenta con la edad, el tiempo y el control deficiente de la diabetes. La disfunción eréctil también puede empeorar con la presencia de complicaciones cardiovasculares y terapia.

Comprenda que, con el tratamiento adecuado de la diabetes, las posibilidades de que los hombres diabéticos se vean afectados por la disfunción eréctil se reducen, pero no se eliminan.

¿Por qué la diabetes causa disfunción eréctil?
La diabetes tiene que ver con el metabolismo del cuerpo. La mayor parte de los alimentos que ingerimos se descomponen en glucosa, un tipo de azúcar en la sangre. Después de la digestión, la glucosa pasa al torrente sanguíneo para ayudar con el crecimiento celular y la producción de energía. Una hormona, llamada insulina, ayuda a que la glucosa se convierta en la energía que el cuerpo necesita para la vida diaria. En las personas con diabetes, sin embargo, el cuerpo produce muy poca o ninguna insulina. Las personas con diabetes pueden experimentar cambios frecuentes de niveles altos y bajos de azúcar en la sangre.

Los niveles muy altos de azúcar en la sangre asociados con la diabetes pueden afectar el pene de diversas formas y provocar disfunción eréctil. Los efectos incluyen daño a los vasos sanguíneos, daño a los nervios y daño al tejido asociado a la erección. Este daño a los nervios y vasos sanguíneos puede alterar la función sexual normal.

La diabetes puede causar neuropatía (daño a los nervios) en todo el cuerpo, incluido el pene. Estos nervios dañados no pueden transmitir información correctamente, lo que significa que la información adecuada no se transmite del cerebro al pene, lo que dificulta tener una erección lo suficientemente firme para tener relaciones sexuales.
Además, el control deficiente del azúcar en la sangre en los hombres diabéticos puede retardar la creación de ciertas sustancias químicas en el pene que permiten la erección, como el óxido nítrico. El óxido nítrico es el principal neurotransmisor involucrado en el desarrollo y mantenimiento de una erección. La falta de óxido nítrico puede evitar que la presión de la sangre se eleve lo suficiente como para cerrar el mecanismo de la válvula, lo que hace que la sangre fluya fuera del pene y evita que el hombre mantenga su erección.

En la diabetes, los productos químicos conocidos como productos finales de glicación avanzada (AGE) se asocian con la rigidez de ciertos tejidos, incluido el tejido eréctil. El endurecimiento de estos tejidos puede provocar un mecanismo de válvula defectuoso dentro de los cuerpos cavernosos. Tal defecto, conocido como "fuga venosa", puede resultar en una disfunción eréctil grave y una mala respuesta a los medicamentos para la erección, en particular medicamentos como Viagra®, Levitra® y Cialis®.
La diabetes se asocia con aterosclerosis acelerada, el endurecimiento y el estrechamiento de los vasos sanguíneos. Si los vasos sanguíneos se vuelven demasiado estrechos o duros, puede provocar una mala circulación de la sangre y el oxígeno en el pene. Esto también puede afectar la presión dentro del pene y provocar disfunción eréctil.

¿Qué factores de la diabetes son predictores de disfunción eréctil?
Los niveles altos prolongados de glucosa en la sangre de los hombres con diabetes pueden ser un predictor de disfunción eréctil. El pobre control de los niveles de glucosa en sangre es un factor de riesgo importante para desarrollar disfunción eréctil. La neuropatía o el daño a los nervios del cuerpo, incluido el pene, también pueden provocar disfunción eréctil.

Los síntomas de la aterosclerosis coronaria (estrechamiento de las arterias coronarias) o la enfermedad arterial coronaria sintomática pueden ser predictores de disfunción eréctil. El envejecimiento, los nervios dañados, la retinopatía y la diabetes de larga duración también pueden ser factores.

Además, muchos pacientes diabéticos tienen enfermedad de las arterias coronarias (CAD) asintomática (silenciosa), lo que los pone, sin saberlo, en riesgo de sufrir disfunción eréctil. En el caso de la enfermedad arterial coronaria, la presión arterial alta y los problemas con el colesterol también pueden ser predictores de disfunción eréctil.

¿Se diferencian los hombres con diabetes y disfunción eréctil de la población general con disfunción eréctil?
Es posible que muchos medicamentos orales para la disfunción eréctil no funcionen tan bien para los hombres con diabetes. Estos hombres pueden necesitar inyecciones en el pene o una cirugía de implante peneano. La disfunción eréctil también puede indicar una enfermedad cardiovascular no detectada en hombres diabéticos.

¿Puede la disfunción eréctil en hombres con diabetes indicar otras condiciones subyacentes?
La disfunción eréctil con diabetes puede indicar la presencia de complicaciones diabéticas crónicas, como disfunción endotelial. Un endotelio sano (una capa de células que recubre los vasos sanguíneos) es importante para la salud cardiovascular. La disfunción endotelial está estrechamente relacionada con la aterosclerosis y la enfermedad cardiovascular. Esto puede ser un indicador de enfermedad cardiovascular silenciosa o temprana, como enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular y enfermedad vascular periférica.