Tratamiento de la Disfunción Eréctil: Implantes Peneanos

¿Qué son los implantes peneanos (prótesis)?
Las prótesis peneanas, o implantes peneanos, son una opción de tratamiento importante para los hombres con disfunción eréctil que tienen una causa médica establecida de la disfunción eréctil, no responden a tratamientos no quirúrgicos (como medicamentos orales, dispositivos de vacío, terapia de inyección, etc.) y que están motivados a someterse a una cirugía para mejorar la función eréctil. El implante peneano requiere un procedimiento quirúrgico permanente que no se puede revertir. Es importante que los hombres hablen con su médico sobre las ventajas y los posibles inconvenientes de someterse al procedimiento.

Este procedimiento reemplaza el tejido esponjoso (cuerpos cavernosos) dentro del pene con cilindros rígidos, semirrígidos o inflables (según el tipo de implante peneano que se elija). En todas las prótesis peneanas, los componentes insertados quirúrgicamente están totalmente ocultos dentro del cuerpo. Después de un implante peneano, cuando un hombre desea una erección, puede producir una erección rígida a voluntad, lo que le permite tener relaciones sexuales. Los implantes peneanos no suelen alargar el pene.

¿Qué tipos de implantes hay disponibles?
Existen diversas formas de opciones de implantes peneanos que se pueden clasificar en dos tipos principales, cada uno de los cuales viene en una variedad de diámetros y longitudes.

  • Varillas semirrígidas maleables (posicionables) (también conocidas como no hidráulicas)
  • Inflables (también conocidos como hidráulicos), que incluyen implantes de dos y tres piezas

Varillas semirrígidas maleables (posicionables)
Los modelos maleables no se utilizan con frecuencia, hoy en día solo representan alrededor del 10 % de los dispositivos implantados. Ciertos hombres deben evitar este dispositivo (como los hombres con lesión de la médula espinal, los diabéticos y los hombres que han recibido irradiación del pene). El implante peneano maleable requiere la inserción quirúrgica de un par de varillas flexibles dentro de las cámaras de erección del pene. Las varillas tienen un revestimiento exterior de silicona y un núcleo interior de acero inoxidable o uniones de plástico entrelazadas. Estas uniones permiten al hombre colocar el pene en posición erecta o flácida. Este tipo de implante produce una rigidez del pene constante que simplemente necesita ser levantado o doblado a la posición erecta para lograr una erección e intimidad sexual, o en la posición hacia abajo para orinar. Mientras lo hace, las varillas dentro del pene se doblan. Los implantes peneanos maleables se pueden doblar en más de un lugar para crear la erección deseada. En este momento existen tres dispositivos maleables (dispositivos AMS Malleable 650 y Dura-II, y la prótesis Mentor Acu-Form).

Dispositivos inflables
Ambos tipos de dispositivos inflables hidráulicos tienen cilindros huecos que se implantan dentro de las cámaras de erección del pene. Para crear una erección, estos dispositivos inflables utilizan una bomba para transferir líquido (solución salina) a los cilindros a través de tubos. A medida que se bombea líquido a estos cilindros, se expanden para agrandar o provocar una erección en el pene. Los implantes peneanos de dos y tres piezas difieren en su ubicación de almacenamiento de líquido; principalmente también es diferente la forma en que este líquido se transfiere fuera de los cilindros cuando ya no se desea una erección.

Implantes inflables de 2 piezas: este es el más simple de los dos tipos de dispositivos inflables y representa aproximadamente el 15 % de los implantes peneanos utilizados en todo el mundo. En las prótesis peneanas de dos componentes, un componente son los cilindros emparejados y el segundo componente es la bomba interna llena de líquido ubicada dentro del escroto. La compresión de la bomba da como resultado la transferencia de líquido desde la parte posterior de los cilindros y la bomba hacia la parte central, lo que produce rigidez. Para finalizar la erección con una prótesis peneana de dos componentes, el pene se dobla delicadamente hacia abajo durante 5 a 10 segundos a mitad del tallo, lo que hace que el líquido regrese a la bomba llena de líquido. El dispositivo AMS de 2 piezas (Ambicor) es el único dispositivo de 2 piezas disponible actualmente. La ventaja de este dispositivo es que es más fácil de desinflar y puede ser un mejor dispositivo para hombres mayores o con poca destreza manual. La desventaja de este dispositivo es que en el estado flácido siempre contiene algo de líquido y, por lo tanto, el pene siempre aparecerá "lleno" (similar a la forma del pene después de que un hombre se ducha con agua caliente).

Implantes inflables de 3 piezas: el dispositivo inflable más utilizado es el implante inflable de tres piezas, que representa aproximadamente el 75 % de los implantes peneanos. Este dispositivo tiene cilindros emparejados y una pequeña bomba escrotal, pero además este dispositivo también tiene un depósito de líquido (que se coloca detrás de los músculos de la pared abdominal) y que se llena con solución salina. Por tanto, todas las partes del dispositivo son internas. Con estos dispositivos de tres componentes, se bombea un mayor volumen de líquido a los cilindros para lograr una erección al apretar la bomba oculta en el escroto varias veces y así mover el líquido de este depósito oculto a los cilindros que están en el pene. A medida que se llenan los cilindros, el pene se pone erecto y firme. Cuando ya no se desea la erección, simplemente se presiona una válvula de liberación en la bomba (en el escroto) para transferir el líquido al depósito y fuera de los cilindros, lo que hace que el pene se vuelva flácido. Hay cinco dispositivos diferentes de 3 piezas, disponibles para abordar la mayoría de situaciones de implantes. La ventaja de un dispositivo de 3 piezas es que es completamente flácido en el estado desinflado. Sin embargo, se requiere cierta capacitación para aprender a desinflar el dispositivo.

Una diferencia importante entre la prótesis inflable hidráulica y el implante peneano maleable semirrígido es que la prótesis inflable tiene una sensación más natural, ya que permite controlar la rigidez y el tamaño. Los dispositivos semirrígidos tienen la ventaja de ser los más simples de los implantes peneanos y son la opción más económica. Las desventajas incluyen un pene constantemente rígido que no se parece ni a la erección normal ni a la flacidez, lo que hace que sea difícil de ocultar debajo de la ropa ajustada y aumenta el riesgo de erosión del dispositivo.

Los pros y los contras de cada opción de tratamiento deben discutirse cuidadosamente con el médico tratante para tomar la decisión mejor informada y asegurarse de que el paciente tenga expectativas realistas sobre los resultados de su tratamiento.

¿Qué implica la inserción de un implante peneano?
El abordaje quirúrgico difiere según el implante que se utilice, la historia del paciente y la preferencia del cirujano. Durante la cirugía, que se realiza bajo anestesia, el implante peneano se inserta a través de una incisión realizada en el pene, la parte inferior del abdomen o el escroto (según el tipo de dispositivo peneano que se esté implantando). Se inserta brevemente un tubo delgado y flexible por la uretra hasta la vejiga para drenar la orina.

Por lo general, se realiza una pequeña incisión quirúrgica por encima del pene donde se une al abdomen o debajo del pene donde se une al escroto. En este procedimiento no se extrae tejido y la pérdida de sangre suele ser pequeña; por lo que casi nunca se requieren transfusiones de sangre. Los pacientes pueden irse a casa el mismo día de la cirugía o pasar una noche en el hospital. La operación tarda aproximadamente una hora en realizarse.
La mayoría de los hombres tienen dolor, algo de hinchazón y hematomas después de la implantación de la prótesis peneana durante aproximadamente 2 a 4 semanas, para lo que se usan analgésicos orales y son útiles de manera rutinaria. Se indica a los hombres que no utilicen la prótesis para la actividad sexual un mes después de la cirugía.

Ni la operación para implantar una prótesis, ni el dispositivo en sí, deben interferir con la sensación, el orgasmo o la eyaculación.

¿Qué tan efectivos son los implantes peneanos como tratamiento para la disfunción eréctil?
Los datos clínicos a largo plazo muestran que los implantes peneanos son muy efectivos y fiables; de hecho, entre el 90 % y el 95 % de los implantes de prótesis inflables producen erecciones adecuadas para el coito. Los estudios también encuentran un alto grado de satisfacción tanto por parte de los usuarios como de sus parejas. Las tasas de satisfacción con la prótesis suelen ser del 80 % al 90 % y la gran mayoría de los hombres dicen que volverían a elegir la cirugía. Los estudios indican que los hombres que se someten a una cirugía de implante reportan una mejora dramática en la función eréctil tanto con los implantes inflables como no inflables. Otra investigación ha encontrado que las tasas de satisfacción aumentan drásticamente después de 6 a 12 meses de uso, con las mejoras más significativas reportadas en la segunda mitad del primer año después de la cirugía para el implante.

Los hombres que usan implantes peneanos también reportan que las erecciones creadas por los implantes parecen más naturales que las de otros métodos no quirúrgicos. También dicen que los implantes peneanos ofrecen espontaneidad al permitirles controlar cuándo ocurrirá una erección, además de brindar consistencia y rigidez.

Las prótesis peneanas aumentan la dureza del tallo del pene, pero no alargan habitualmente el pene.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de los implantes peneanos?
Los principales riesgos son la infección, la erosión y las fallas mecánicas. Si se produce una infección, lo más probable es que tenga que extraerse la prótesis para eliminar la infección. Históricamente, después de retirar la prótesis, la reimplantación de otro dispositivo se ha pospuesto durante varios meses.

Actualmente, la cirugía de implantes de rescate extrae el dispositivo infectado y lo reemplaza con un nuevo dispositivo al mismo tiempo. Los resultados de este enfoque sugieren que el 80 % de los implantes de rescate no se vuelven a infectar. La ventaja de este enfoque es que evita el acortamiento del pene que se produce en el pene al que se le ha extraído un implante sin ser reemplazado.

La erosión, cuando el tejido alrededor del implante resulta dañado y el dispositivo empuja a través de la piel, a menudo se asocia con una infección y a menudo requiere la extracción del dispositivo.

Si bien las complicaciones postoperatorias de la cirugía de implante peneano no son comunes, es más probable que ocurran fallas mecánicas con las prótesis inflables que con las de varilla. La causa más común de falla en estos dispositivos es la fuga de los cilindros, que hace que el líquido presente se filtre al cuerpo (estas prótesis contienen solución salina normal que generalmente se absorbe sin daño). Después de una falla mecánica, es necesaria otra operación de reemplazo o reparación de la prótesis si el hombre desea permanecer sexualmente activo. Esto ocurre en el 15 a 30 % de los hombres dentro de los 10 a 15 años posteriores a la colocación del implante original.

Otras complicaciones mecánicas menos comunes incluyen que el implante se coloque incorrectamente y se infle espontáneamente (autoinflado).

Cuando se inserta, la prótesis peneana no cambia la sensación en la piel del pene ni la capacidad del hombre para alcanzar el orgasmo, y la eyaculación no se ve afectada. Pero, una vez que se coloca una prótesis peneana, puede destruir la capacidad de tener una erección de forma natural.

Al igual que con todos los procedimientos médicos, es importante discutir los posibles riesgos y complicaciones involucrados en la cirugía de implante peneano con un médico para determinar cuál es el mejor procedimiento.

¿Cuál es el costo de un implante peneano? ¿El seguro cubrirá este procedimiento?
El costo de los implantes peneanos (incluido el dispositivo, el procedimiento médico y el cuidado posterior) generalmente varía entre $ 15,000 y $ 20,000. El costo del tratamiento con cobertura médica varía. Sin embargo, la cobertura de seguro para estas operaciones suele ser buena, ya que generalmente hay una causa médica de la disfunción eréctil. Sin embargo, es mejor ponerse en contacto con el proveedor individual para determinar si los supositorios uretrales están cubiertos por el seguro y su costo individual para el paciente.