Tratamiento para la Disfunción Eréctil: Asesoramiento/Psicoterapia/Terapia Sexual

¿Qué implica el asesoramiento/psicoterapia/terapia sexual?
Buscar tratamiento psicológico es muy común en el tratamiento de la disfunción eréctil, ya que la disfunción eréctil puede deberse a y ser la causa de estrés psicológico, ansiedad sexual u otros problemas personales y de salud mental.

Los tratamientos psicológicos a menudo implican asesoramiento o terapia de conversación e incluyen hablar sobre relaciones y experiencias con un profesional de la salud mental o sexual. Los terapeutas pueden ayudar a encontrar formas efectivas de hacer frente a muchos de estos problemas. Los terapeutas pueden ofrecer estrategias prácticas que pueden ayudar a reducir la ansiedad sexual y fomentar la comunicación sobre cuestiones sexuales. A menudo, reunirse con un terapeuta, tan solo tres o cuatro veces, puede ser muy útil. Para muchas parejas afectadas por la disfunción eréctil, hablar con un terapeuta juntos puede producir los mejores resultados, ya que una buena comunicación entre la pareja también puede ayudar a resolver problemas en una relación íntima que podrían contribuir a la disfunción eréctil y aumentar la ansiedad sexual.

Los riesgos y beneficios de todas las opciones de tratamiento deben discutirse con un médico antes de elegir cualquier modo de tratamiento, ya que la satisfacción del paciente y la pareja es el objetivo principal.

¿Tomar vitaminas u otros suplementos dietéticos ayuda a tratar o prevenir la disfunción eréctil?
Muchos suplementos dietéticos, como hierbas, vitaminas y minerales, se han vuelto cada vez más populares como formas de tratar condiciones médicas y mejorar la salud. Algunos incluso están etiquetados y comercializados como promotores de la salud sexual y para mejorar la disfunción eréctil. No asuma que los productos "naturales" son seguros y efectivos de usar, ya que generalmente no son revisados o aprobados por agencias reguladoras de salud como la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA). Existe muy poca evidencia clínica para determinar si los suplementos dietéticos brindan beneficios a las personas con disfunción eréctil. Es mejor discutir los riesgos y beneficios individuales de cualquier suplemento dietético con su médico antes de tomarlo, ya que algunos pueden interactuar con las prescripciones actuales o complicar las condiciones médicas actuales.

Vale la pena señalar que, en los ensayos de medicamentos para la disfunción eréctil, hay una tasa de respuesta al placebo del 30 %, lo que significa que el 30 % de los hombres que toman un placebo (píldora de azúcar) afirman una mejora en su función eréctil. Dos advertencias importantes: primero, algunos suplementos para la salud masculina contienen andrógenos (testosterona, DHEA, androstenediona), que pueden ser inapropiados para algunos hombres, y segundo, se ha demostrado que algunos de estos suplementos "totalmente naturales" en realidad contienen medicamentos como el citrato de sildenafil (Viagra® ) y tadalafil (Cialis®). Una de las razones por las que muchos hombres eligen probar estos suplementos es que no se les permite usar los medicamentos recetados citrato de sildenafil (Viagra®), clorhidrato de vardenafil (Levitra®) y tadalafil (Cialis®), porque usan o poseen medicamentos que contienen nitroglicerina. La combinación de estos dos tipos de medicamentos puede provocar cambios de presión arterial potencialmente mortales. Por lo tanto, tenga cuidado al comprar o usar suplementos "totalmente naturales", ya que en realidad pueden no ser "totalmente naturales".